Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

Lactancia artificial y obesidad infantil, una sociedad peligrosa

¿La leche materna reduce la prevalencia de la obesidad infantil? Lactancia artificial y obesidad infantil, una sociedad peligrosa.

Imagen del articulo

Obesidad infantil. Es sabido que la leche materna, propia del período de lactancia, contiene todos y cada uno de los nutrientes necesarios y las moléculas bioactivas que garantizan la supervivencia y el óptimo desarrollo del recién nacido durante los primeros meses de vida. Pero, a partir de recientes investigaciones internacionales, es gratamente sabido que la leche materna, propia del período de lactancia, reduce la prevalencia de la obesidad infantil en un 24% en comparación con la lactancia artificial. Lactancia artificial y obesidad infantil, una sociedad peligrosa.

La tesis doctoral Estudio nutrigenómico del potencial impacto de la dieta sobre la composición de la leche materna y desarrollo del neonato, realizada en la Universidad de las Islas Baleares de España, plantea el análisis del potencial efecto de la dieta materna, considerando hasta un total de 140 nutrientes y otros compuestos, sobre la composición de su leche y el crecimiento infantil hasta los dos años de edad, buscando identificar factores nutricionales, tanto de la dieta materna como de la leche que pudieran tener un efecto preventivo sobre el desarrollo de la obesidad infantil.

El estudio se planteó averiguar cómo influye la dieta y el índice de masa corporal materno en la composición de la leche, si el sexo del lactante tiene incidencia o el análisis de existencia de grupos de componentes que les llevaran a pensar en una mayor o menor predisposición del niño a tener obesidad. Los resultados pusieron de manifiesto que el sobrepeso u obesidad durante la lactancia se asocia con una composición distinta de la leche materna que sintetizan las mujeres, especialmente sobre el perfil de grasas y aminoácidos, independientemente de su ingesta a través de la dieta. A su vez, la obesidad materna implica un ritmo de crecimiento más pronunciado de su descendencia durante los primeros seis meses de vida. En conjunto, las observaciones apuntan a que la obesidad materna durante la lactancia podría tener un papel fundamental sobre el desarrollo de obesidad infantil mediante cambios en la composición de la leche.

Asimismo, de la propia investigación se desprende que el 58% de las mujeres durante la lactancia habían ingerido suplementos vitamínicos y minerales no acordes con sus requerimientos nutricionales y que, en algunos casos, las llevó a ingestas por encima de los límites de tolerancia establecidos. La leche materna es un fluido en continua comunicación con los factores externos y el entorno, por lo que la investigación sobre su composición e interrelación frente a factores nutricionales contribuirá a la identificación de compuestos que participen en la impronta metabólica a largo plazo, además de ayudar a definir estrategias dietoterapéuticas durante la lactancia que prevengan el desarrollo de la obesidad en generaciones futuras.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y, a partir de entonces, su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años. A su vez, promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad, contribuye a la salud y el bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, incrementa los recursos de la familia y el país, es una forma segura de alimentación y resulta inocua para el medio ambiente. Lactancia materna y salubridad infantil, una sociedad ventajosa.